Deuda Indebida

Comentarios sobre la deuda externa ¿cubana?

Durante la primera década del actual régimen (pues ha existido solo uno, menos los difuntos) Cuba se vio sometida a dos procesos paralelos: la estatalización de todo el Patrimonio Productivo, desde un coloso azucarero hasta el dedal de una costurera y al mismo tiempo el alegre derroche de esos recursos; más los provenientes del cambio de moneda donde se le cambiaron los ahorros a toda la población por dos cientos pesos p/c; más los créditos tomados a algunos gobiernos, entre ellos España, Francia, México y sobre todo a la antigua Unión Soviética; más la apropiación del fruto del trabajo confiscando los salarios en divisas y pagando salarios simbólicos, como lo han reconocido en extraños momentos de sinceridad los propios personeros del régimen.
Ese proceso culminó en la nunca suficientemente mal recordada zafra de los 10 millones, el mayor desastre económico sin guerras o catástrofes naturales hasta el organizado por Chávez&son que rompió ese negativo record. Ya en 1972 Cuba se incorpora al CAME, la entelequia económica del “campo socialista”, la Unión Soviética reordena la deuda hasta ese momento y aplaza los pagos hasta 1986 con intereses simbólicos.
En el ínterin Fidel Castro (a quien pudo morder no sanó jamás) logra créditos en países capitalistas cuyos recursos malbarató en proyectos faraónicos y barrabasadas que pueden ejemplificarse en los planes de becas masivos y obligatorios, guerras en los cuatro confines del mundo interviniendo en conflictos internos o entre naciones soberanas, las micro brigadas, los contingentes, y casi al final la desastrosa batalla de ideas, fuente de corrupción extrema. Todo sumado al modelo económico disfuncional adoptado: “economía centralmente planificada” realmente “economía centralmente burrocratizada”
Simultáneamente se incumplían año por año los convenios colectivos con el CAME e individualmente con los países del “campo socialista”, los cuales en cada etapa de conciliación se consideraban como obligaciones pendientes del gobierno cubano engrosando los créditos e intereses acumulados.
Así las cosas llega el año 1986 cuando debería comenzar el pago de las deudas soviéticas y las contraídas con países capitalistas sumaban ya más de 8 mil millones de dólares, unos setecientos por habitantes de la Cuba de entonces, por cierto similar a la de países como Brasil o Chile, que no habían contado con la “ayuda” soviética.
Fidel Castro ante la disyuntiva se proclama campeón del rechazo a la deuda externa ¿escribe? libros sobre el tema y en lo interno declara “la lucha por la rectificación de errores y tendencias negativas”. En ese instante, según las estadísticas oficiales, comienza el “período especial” un lustro antes de la desaparición de la URSS y sus satélites ya la economía se contrajo y comenzó a retroceder, algo importante a tener en cuenta y que nunca menciona la “Historia Oficial” del régimen.
Al ceder el poder FC su hermano sucesor se encuentra una deuda de —según estimados confiables— más de setenta mil millones de dólares, el doble del PIB anual de la época. Éste comienza un proceso de renegociación con los acreedores; se logra la condonación rusa (heredera de la URSS) del 90% de los 35 mil millones adeudados (incluidos intereses) y negociaciones similares con el llamado Club de París (excluidos EE.UU.) para la condonación y/o reconversión de la deuda. Además se logran acuerdos similares con acreedores como Japón, México y otros. De todo ese proceso queda fuera Argentina (más de dos mil millones) y países del ex campo socialista, aun por renegociar.
En la actualidad la deuda asciende a 30 mil millones, según artículo de J.L. Rodríguez publicado en http://www.cubadebate.cu más hasta siete mil millones de deudas a corto plazo con proveedores de muchos lugares, pero sobre todo España, Brasil, Canadá.
Notas extras:
Las deudas con China, Venezuela y actual con Rusia son un misterio pues esos países no tienen transparencia informativa, igual que Cuba.
Las reconversiones” obligan al gobierno cubano a invertir donde “comisiones bi nacionales aprueben” (cesión de soberanía) y donde convenga “directa o indirectamente” a empresas del país acreedor (eternización de la cesión de ingresos).
De recalcularse el Producto Interno Bruto que reporta el partido&gobierno inflado por considerar dólar=peso=CUC y otras marañas las deudas superan el valor de un año. A la vez triplican las exportaciones de bienes y servicios anuales, de más o menos once mil millones de dólares.
Como chiste: Cuba propuso a la República Checa pagar con ron, ellos contestaron que con su nivel de consumo anual necesitaría 250 años para cobrar el importe total adeudado.
Ahora en serio: En las conversaciones del tratado de París al término de la guerra España-EEUU-Cuba el gobierno español pretendía dos cosas: que EEUU se anexara a Cuba y que ésta asumiera la deuda de 400 millones de dólares, entonces (y ahora) una suma enorme, el gobierno de EEUU no podía aceptar lo primero por la Joint Resolution aprobada por el Congreso y de conjunto con los asesores cubanos rechazaron lo segundo por constituir lo que en derecho se denomina una “deuda impropia”, es decir, contraída sin el conocimiento y anuencia del que debe pagarla.
Conclusiones:
El obstáculo principal para el desarrollo del País es la deuda externa y la ineficiencia crónica de la economía por el modelo obsoleto mantenido.
Un gobierno producto de elecciones democráticas, es decir, que no sea la designación del continuismo, puede denunciar la deuda y los contratos de reconversión suscritos como impropia.
Una vez resuelto esto una inversión de cubanos en el exterior, desde unos pocos miles para mini industrias y Pymes hasta millones de por ejemplo, Bacardí, EE UU y organismos internacionales sacarían a Cuba del desastre en pocos años como sucedió al nacer la República en 1902.
El verdadero obstáculo para el desarrollo de Cuba—unido a la ineficiencia crónica del sistema—es esa deuda colosal, una razón más y de mucho peso para luchar por la democratización del País y el fin de la desastrosa versión del “socialismo” copiado de la Unión Soviética.

Anuncios

Mil razones

Mil razones para ser opositor: Es el título de un libro que escribo para exponer razones particulares y crónicas de los crímenes que la dictadura Castro comunista ha cometido contra el pueblo de Cuba. Literalmente existen en orden consecutivo las mil razones, pero sólo (tres de ellas basta) para no dejar de serlo.
#-1 La crisis de los misiles en los años 60. Cuando él dictador y asesino Fidel Castro puso al borde del exterminio a todo el pueblo de Cuba.
#-2 El Período Especial. Otra estrategia de exterminio masivo usado contra el pueblo de Cuba. Con otra palabra: Genocidio, intentar matar al pueblo de hambre.
#-3 La orden de asesinar a un centenar de personas donde habían unos 13 niños. El hundimiento de el (Remorcador 13 de Marzo), también fue un acto de exterminio. Un acto de genocidio selectivo.

Abajola dictadura Castro-comunista.

Abajo el asesino y criminal Partido Comunista de Cuba.

Viva Cuba libre y sin los Castro.

¿Existe la esperanza?

Una pregunta martilla mis sentidos constantemente. Al ver la realidad nacional e internacional me pregunto: ¿Qué esperanza hay para los cubanos?.
Teniendo en cuenta de qué en Venezuela, un país dirigido por una mafia usurpadora desde la Cuba dirigida por la dictadura más antigua del mundo contemporáneo, donde todas las condiciones están dadas y no sucede lo que debe suceder. En Venezuela hay pluripartidismo, hay elecciones libres; aunque la dictadura del asesino de Nicolás Maduro ha entorpecido el proceso; el pueblo es convocado a huelga y asisten sin contratiempos; donde hay realmente todo un pueblo que no desea al dictador; donde millones de ciudadanos migran desesperadamente; los militares y para militares asesinan a plena luz del día; se ejerce una persecución política sin igual; donde el mundo entero es testigo de la situación real en el país; donde muchos países apoyan a la oposición al régimen de Maduro; donde se ha manejado la posibilidad de una intervención humanitaria; y ahora recientemente la Comisionada de las Naciones Unidas Michelle Bachelet rindió un informe en el cual ratifica de que efectivamente la dictadura de Nicolás Maduro asesina, encarcela, tortura física y psicológicamente, y hace cosas a favor del empobrecimiento colectivo en Venezuela… y no pasa lo que debe pasar.
Mi pregunta es: ¿Por qué el mundo civilizado, las Organizaciones Internacionales no han resuelto el problema político, social y económico de éste país?.
Viendo esto pregunto: ¿Qué esperanza hay para el pueblo de Cuba de luchar por la libertad, la democracia, la prosperidad y el respeto a los Derechos Humanos; cuando el régimen Castro-comunista es el eje de todo éstos males?. ¿Podrán los cubanos que luchan por la democracia confiar en recibir apoyo internacional?.

Caso omiso

En cierta ocasión se le tildó de: VERGÜENZA CONTRA DINERO… a un presidente cubano. Yo estoy realmente horrorizado de ver cómo personas que tienen altos cargos públicos e incluso de carácter internacional, deshonrarse miserablemente ante el mundo y la historia. Me sorprende mucho el caso de Michelle Bachelet, por ejemplo… hasta ahora es que ella se pronuncia. ¿Será posible que ella y los que como ella en la ONU no reciban las notícias que cada día salen en las primeras planas de toda la prensa y noticieros internacionales?. Yo no sé. Creo que estamos frente al final establecido por la Biblia. Sí la desfachatez de los políticos y la parcialidad de los organizaciones internacionales no se encuentra en proporciones bíblicas, yo no sé qué cosa es ésto.

Con la boca abierta

Un cubano me hizo una pregunta que me dejó en un primer momento con la boca abierta. Yo no sé quién es, ni de dónde es, ni a qué se dedica. Todo sucedió mientras me encontraba dando mis charlas abituales de Derechos Humanos, Democracia y la libertad para el pueblo de Cuba a los vecinos de mí comunidad.
A la verdad, tengo que reconocer que se dirigió a mí con mucho respeto; con más del que merecía y, ésto llamó mucho mi atención. Finalmente, ya no solo con la boca abierta, también he quedado sumergido en una profunda reflexión.
Su pregunta fue: ¿Cuánto has invertido por la libertad que deseas?.
Yo… que considero en mí humilde opinión que he hecho más de lo que me toca y, también puedo decir, más que muchos, le respondí sin ni siquiera pensarlo: al menos un 95% de mí vida y de todas mis cosas. Él… se quedó meditativo y, después de unos segundos interminables para mí; teniendo en cuenta que en psicología el silencio puede usarse como un factor de agresión, me dijo éste cubano: el 95% no es suficiente. Yo, que no fui capaz de entender su mensaje le dije: ¿pero qué tú te piensas, acaso tú no ves que la lucha por la libertad de Cuba es una lucha de todos los cubanos?. Él me respondió con mucho respeto, pero muy firme: no… de todos los cubanos no, de los cubanos que desean la libertad de la cuál tú hablas.
Desde entonces he comenzado a ver con más claridad que antes. Es verdad que todos los seres humanos no desean las mismas cosas. Que lo que para unos puede ser bueno, para otros no. Y… sí, es verdad, los que queremos la libertad de Cuba, el respeto por los Derechos Humanos, la democracia, el fín de la dictadura Castro comunista, el pluripartidismo, las elecciones libres, la libertad de expresión y prensa, etcétera, etcétera, etcétera; somos los que debemos luchar e invertir en esta lucha. Así son las cosas. Sólo espero que todos aquellos cubanos que desean todos estos cambios hagan su aporte y su inversión en ello; de lo contrario no vamos avanzar mucho en este proyecto. Como dijera el Papa Juan Pablo II: la Democracia es el mejor proyecto político[…]
Somos nosotros, los que de verdad queremos, los que debemos luchar e invertir. No queda de otra. Hay que unir las fuerzas necesaria e irremediablemente, sino no vamos a obtener lo que deseamos.

Tres cosas delicadas

Hay tres cosas que me preocupan seriamente en esta vida.
#1- La desobediencia a la palabra de Dios provocado como parte de un sistema político que atenta contra el ser humano: según la Biblia, el ser humano es la corana de la creación. Nada hay más importante en este mundo que el ser humano.
#2- Los incendios forestales. Cosa esta que provoca un grave impacto en el ecosistema o medio ambiente. Además de las pérdidas materiales. La Biblia, la palabra de Dios dice: crezcan y multipliqueses. Vivan la tierra y administrarla sabiamente.
#3- La contaminación de las aguas. Este es un grave, muy grave problema en el que los gobiernos de todo el mundo deben dedicar una especial atención, por el daño potencial a la subsistencia de la especie humana y animal que sirve de alimento y abrigo para los seres humanos.

Constitución de la ONU

De la: CARTA DE LAS NACIONESUNIDAS

Artículo 3.

1. Podrán ser miembros de las Naciones Unidas todos los demás Estados amante de la paz que acepten las obligaciones consignados en esta Carta, y que, a juicio de la Organización, estén capacitados para cumplir dichas obligaciones y se hallen dispuestos a hacerlo.

2. La admisión de tales Estados como miembros de las Naciones Unidas se efectuará por desicion de la Asamblea General a recomendación del Consejo de Seguridad.

Artículo 5:

Todo Miembro de las Naciones Unidas que halla sido objeto de acción preventiva o coercitiva por parte del Consejo de Seguridad podrá ser suspendido por la Asamblea General, a recomendación del Consejo de Seguridad, del ejercicio de los derechos y privilegios inherentes a su calidad de Miembro. El ejercicio de tales derechos y privilegios podrán ser restituidos por el Consejo de Seguridad.

Artículo 6:

Todo Miembro de las Naciones Unidas que haya violado repetidamente los Principios contenidos en esta Carta podrá ser expulsado de la Organización por la Asamblea General a recomendación del Consejo de Seguridad.

La inversión en Cuba

Los cubanos y la inversión extranjera en la Isla.

Desde hace varios días se mueve en las redes el tema de la posibilidad de inversión en la isla para los cubanos residentes en el exterior. Los cubanos deben tener mucho cuidado con este tema ya que el régimen castro-comunista tiene muy malos antecedentes de estafador y mala paga. También es necesario considerar que las nuevas medidas son violatorias a los derechos de invertir y obtener las riquezas que genera la inversión y la administración correcta y adecuada de los inversores que buscan vivir de ello, como es lógico.
Está claro que cada vez que el partido y gobierno se queda sin mecenas (como garrapata en oreja de perro muerto) abre en algo el totalitarismo habitual. Ya ha pasado antes, recordemos la conversión en Cooperativas de Producción Agropecuaria de las sobredimensionadas e ineficientes granjas estatales, que en definitiva no resolvió nada pues a las UBPC se les impuso normas que las hicieron tan inoperantes como las entidades estatales. De ahí la escases de los productos agropecuarios que cada día son menos y más caros, sin contar que nada tiene que ver el ´´bloqueo del imperialismo yanqui´´ al cual culpan de que en cuba no se haga producir las tierras.
El primer indicio fue la reunión del ministro de relaciones exteriores, Rodríguez Parrilla, con cubanos residentes en Rusia. Ese país gobernado por una oligarquía mafiosa originada en las estructuras del poder en la antigua Unión Soviética—partido y órganos represivos— y con vínculos añejos con las estructuras similares en Cuba aportaría inversionistas “rusificados” y con los mismos hábitos empresariales de un capitalismo sin Estado de Derecho vigente.
En España los cubanos que acepten la invitación serán equivalentes a los “rayadillos” guerrilleros y “plateados” que colaboraron con el ejército colonialista en las contiendas independentistas. En definitiva las entidades españolas son los principales cómplices de la moderna esclavitud que se practica al pagar la nómina a organismos empleadores estatales en divisas y estas pagar en la deteriorada moneda cubana a los trabajadores, con ganancias para el partido y gobierno de 20-25 a uno.
Las invitaciones de funcionarios a la inversión en Cuba tampoco resultan muy creíbles, si hasta ahora no logran atraer a inversionistas extranjeros, por la enorme deuda externa cubana, las complicaciones de la doble moneda, el no poder contratar directamente la mano de obra, la inseguridad económica del país y la espesa burocracia que complica cualquier trámite interminablemente. Cuba ocupa los últimos lugares en todas las clasificadoras de riesgo internacionales, por esas y otras razones.
La absurda política económica cubana llega al colmo de no permitir a cubanos residentes en el País asociarse o invertir directamente. Para tomar un ejemplo simple: Alfredo Despaigne, revolucionario, comunista y a fin con el régimen castro-comunista, pelotero cubano residente en Cuba no puede invertir en su país de residencia y nacimiento; José Dariel Abreu, u otro de los cubanos que obtienen grandes ingresos por sus contratos en las Grandes Ligas estadounidenses legalmente pueden invertir en el país donde se les declaró apátridas, traidores, etc. al migrar.
Hace falta democratizar la sociedad cubana, establecer un Estado de Derecho con gobierno salido de elecciones libres y reconocer todos los derechos universalmente aceptados a todos los cubanos, los que residen en Cuba y a los que residan en cualquier lugar del mundo, solo así será válida la convocatoria a invertir en su Patria a todos los nacidos —y sus descendientes— en esta Isla.
Y sí habría que comenzar por hacer justicia a todas las víctimas de los abusos cometidos desde hace sesenta años, desde la confiscación ilegal de bienes hasta los fusilamientos, privación de libertad y exilio forzoso a muchos cientos de miles de compatriotas afectados.