¡¡¡Fuerza Centrípeta!!!

De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento…
José Martí

Se llama (Fuerza centrípeta) a la fuerza, o el componente de la fuerza que actúa sobre un objeto en movimiento en una trayectoria curvilínea y, que está dirigida hacia el centro de la curvatura de esa trayectoria. El término 《centrípeta》proviene de las palabras latinas centrum, (centro) y petere, (dirigirse hacia), y puede ser obtenida a partir de las leyes de Newton. Este mismo principio es el que hace 60 años se aplica al pueblo cubano. Una poderosa fuerza centrípeta llamada Partido-Estado, dirigida hacia el centro, “El soberano”, que es acorralado por este mecanismo. El soberano que viole esta fuerza es aplastado con saña y alevosía, hasta sus familias son devoradas sin compasión de ningún tipo.

La soberanía del ciudadano es la superioridad no superada en cualquier orden inmaterial. En política, el soberano es el ser superior que tiene el poder de decisión, de imponer leyes sin recibirlas de otro, de donde emana y se ejerce el poder, por tanto, no está sujeto a las leyes escritas, sino que las crea. La Revolución cubana fue copiando una concepción del Estado y el Derecho ajenas a nuestra cultura e idiosincrasia, también de nuestro emisferio, que ni siquiera había conocido los adelantos que trajo al mundo el Iluminismo o la Revolucion Francesa.

Al pueblo cubano le fue ultrajada su libertad ciudadana por un sistema que aniquila toda expresión política, artística, cultural e intelectual a menos que estemos a favor de sus intereses políticos e ideológicos. Aunque la soberanía misma ya es el consepto absolutista que se predicaba tiempos atrás, en Cuba se implantó y se mantiene violentamente sobre el Estado y el Derecho.

Nuestro Apóstol José Martí, para ilustrarnos como desde el siglo XIX, había visto los peligros que acarrea para el ciudadano el sistema socialista escribió: “Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras el de la lectura extrangerizas, confusas e incompletas, y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados”…
En este pensamiento describe fielmente la verdadera personalidad y propósitos de Fidel Castro que, como buen emulo de Belfagor (un casi Satanás) quitó a un dictador para erigirse el más dictador de todos, engañando e intimidando a un pueblo, arrebatandole su más preciada arma o derecho, libertad, voz y voto.

Siguiendo la historia de mi país después del año 1959 y, confrontando con la más enaltecida frase de la Constitución Estado Unidense, que quizás sea la menos lograda desde el punto de vista del Derecho Político, We The People (Nosotros el pueblo), me hago varias preguntas: ¿Quién es el pueblo?. ¿ Quién dice ser el pueblo?. ¿ Dónde queda el pueblo cuando quien lo representa dice hablar y obrar en nombre de el?. ¿Quién en definitiva conforma la voluntad política de un país constituido en Estado?. ¿ El ciudadano?. ¿ O los representantes del pueblo?. En realidad, ¿Quién es el soberano? Y ¿Quién debe ser el soberano?. ¿Quién en realidad es el beneficiario?. ¿Por qué si soy el soberano no puedo ceder mi parte de soberanía a quién yo decida el más capaz o mejor?. Remitiéndome al pensamiento de Martí ¿Por qué debo permitir que la Constitución de mi país esté por debajo de un Partido y de un gobernante? Y ¿Por qué tenemos que soportar que en nuestra Constitución se haga referencias a dos extrangeros con tantos cubanos ilustres, de vergüenza y mujeres que desbordan nuestra historia de luchas libertadoras con ejemplos de sobrado valor que cualquier hombre?.

Una vez más la respuesta magistral a todas estas interrogantes la tuvo José Martí, cuando dijo: Que cada opinión esté representada en el gobierno… que no se vea obligada a ser oposición… ni influir en el gobierno como enemiga obligada, y por residencia, sino de cerca, con su opinión diaria, y por Derecho reconocida…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s