De acá y de allá

En los países desarrollados mediante sus leyes y esfuerzos, hoy día, todo problema se reduce en estéticas o reformas materiales que forman parte de un estilo de vida… o sea, lujos, o mejoramientos en un sistema manifiesto de niveles de vida.
En Cuba, la máxima problemática se reduce en combatir el hambre y la desnutrición. La falta de medicinas básicas, que ayudan a eliminar enfermedades típicas del subdesarrollo y el tercermundismo. La falta de una atención médica especializada, debido a la exportación indiscriminada del potencial médico disponible, en campañas altruistas falsas y engañosa.
En los países desarrollados mediante los esfuerzos de los ciudadanos, y un exquisito plan de créditos accesibles para todos, independientemente de las riquezas patrimoniales de los individuos, o ciudadanos, permite que ha obterner durante el tiempo de trabajo previo, más allá de lo qué verdaderamente necesitan para vivir.
En Cuba, abre el año y termina. Trabajas durante treinta años o más, y al final, ni has conseguido nada, ni tienes un retiro que cubra tus necesidades, ni tienes una atención médica de acorde a la dignidad humana y, los alimentos no son suficientes como para mantener un buen estado de salud.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s