Justicia divina

¡¡¿No hay lengua qué habló; que Dios no castigó!!!.

Por años he visto como el mundo ha hecho burla de la situación tan crítica de los cubanos.
Un país rodeado de mar, casi imposible de salir de el, si lanzarse al suicidio.
Donde tantos extranjeros se han aprovechado de nuestra situación, para prostituir a nuestras hermanas, hermanos y madres. Porqué para nadie es secreto todo lo que han tenido que pasar los hijos de la Patria de José Martí, Antonio Maceo y de Félix Varela, aquel quién nos enseñó a pensar.
《Justicia divina, tienen que sufrir》.
Ahora podemos ver cómo Venezuela, un gran país, está sumergido en la inmigración.
En los últimos cuatro años han migrado más de toda la suma de los cubanos en más de sesenta años, sin tener la pérdida de miles y miles de hijos de la Patria cubana, en la migración segura entre frontera.
Por ahí, tenemos a México… vamos a ver qué pasa.
Nicaragua… qué puedo decir.
Bolivia, que bien baila entre la podredumbre…
No hay lengua qué habló, que Dios no castigó…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s