A degüello

Por años… he reflexionado sobre el acto que marcaria nuestra historia para siempre. Cuando un grupo de cubanos dirigidos por José Antonio Echeverría Bianchi, intentaron tomar mediante una acción heroica la emisora Radio Reloj y el Palacio Presidencial. El objetivo era claro, ajusticiar al dictador Fulgencio Batista. Siempre pensé, que fue una tarea bravía, pero demasiado riesgoso como para lograr su cometido. Era sin dudas una pelea muy desigual y prácticamente imposible de salir victorioso. Los motivos eran justos y razonables. Por una parte, estaba Batista violando los derechos civiles y políticos de todos los cubanos. Por la otra, la dignidad de los hombres buenos y justos, no les permitía tolerar por mucho más tiempo la dictadura que oprimía al pueblo de Cuba.
José Antonio (Manzanita) Echeverría Bianchi fue uno de los dirigentes revolucionarios más destacados que tuvo la juventud cubana y, muy especialmente, el Movimiento Estudiantil Universitario. Fue el primer hijo del matrimonio formado por Antonio Echeverría González y Concepción Bianchi Tristán. Nació el 16 de julio de 1932 en Cárdenas, Matanzas. En esta misma ciudad transcurrió su niñez, cursó los primeros estudios y se graduó de Bachiller en Ciencias.
Luego se trasladó a La Habana e ingresó en la Universidad donde se matriculó en la carrera de Arquitectura, en el curso 1950-51. Se opuso al gobierno de Carlos Prio Socarras, realizó tareas organizativas y se consolidó como dirigente a nivel estudiantil. En septiembre de 1954, fue electo presidente de la Asociación de Estudiantes de la Facultad de Arquitectura e integró parte de la FEU. En 1955 volvió a ser reelecto para este cargo.
A finales de ese mismo año fundó junto con otros compañeros, el Directorio Revolucionario, organización clandestina estudiantil para combatir a la dictadura de Fulgencio Batista. El Directorio Revolucionario se convirtió en la organización más representativa del estudiantado cubano como sector social en el campo de la lucha contra la tiranía. Bajo la dirección de Echeverría las acciones estudiantiles se intensificaron, a diario se producían en todo el país manifestaciones, mítines y paros que generalmente desembocaban en choques sangrientos con la policía.
A mediados de 1956, José Antonio, salió hacia Chile para participar en un congreso de estudiantes latinoamericanos. También recorrió varios países en los cuales denunció el régimen de Batista y divulgó sus ideas revolucionarias. En agosto de ese mismo año viajó a México para sostener una reunión con el que más tarde traicionaría a todos sus compañeros de lucha, al pueblo de cuba y, se convirtiera en el peor dictador de la Historia, Fidel Castro, en la que también participaron Faure Chomón y Fructuoso Rodríguez por el Directorio Revolucionario, entre otros dirigentes del Movimiento 26 de Julio, como el Jefe de Acción y Sabotaje de la provincia de Oriente, Frank País.
Esta reunión se realizó con el objetivo de coordinar los planes de acción de ambas organizaciones con respecto a la lucha armada que se llevaría a cabo en la isla a partir de ese momento. A raíz de estas conversaciones Fidel Castro y Echeverría suscribieron un documento llamado Carta de México o Pacto de México, que constituyó un paso de extraordinaria importancia en la unificación de las fuerzas revolucionarias que llevarían a cabo el derrocamiento del dictador Batista.
Finalizada esta reunión en México, Echeverría, Faure, Fructuoso y Frank País regresaron a Cuba. Luego de esta reunión y estimulados por sus resultados las fuerzas revolucionarias intensificaron sus acciones a finales de 1956.
Como consecuencia de la intensificación de las acciones revolucionarias en las ciudades y para darle seguimiento a lo pactado en la Carta de México, el 13 de marzo de 1957 Echeverría junto a los otros dirigentes del Directorio Revolucionario decidieron atacar el Palacio Presidencial para eliminar al dictador Fulgencio Batista y por otro lado tomar la emisora Radio Reloj para divulgar los hechos. Al terminar la operación de Radio Reloj y cuando se dirigían a la Universidad de la Habana, el auto donde viajaban tuvo un encuentro con una perseguidora y se entabló un combate, en el que falleció José Antonio Echeverría.
Estos cubanos prefirieron morir peleando contra el régimen que los oprimía, antes de vivir siendo víctimas de la afrenta diaria que la dictadura realizaba con toda la desfachatez del mundo. El grito de “Corneta… toque Ud. a degüello“, se escucharía una vez más en nuestra patria. Legado que nos dejaran nuestros mambises, cuando lucharon contra el régimen opresor, colonial y esclavista español.
En estos tiempos actuales el pueblo de Cuba se encuentra en una situación muy parecida a aquellos años, solo que mucho peor. La dictadura castro-comunista ha creado todas las condiciones para hacer creer que son los dueños de Cuba y, así permanecer en el poder a toda costa. Sin tener en cuenta de que el pueblo de cuba necesita continuar avanzando hacia la democracia, la civilización y, estar a tono con estos tiempos. El régimen de los castro viola todos los Derechos Humanos y, libertades fundamentales de los ciudadanos cubanos, encarcela a los activistas pacíficos, convirtiéndolos así, en prisioneros políticos, y elimina toda competencia política, crea constituciones, leyes y ordenamientos jurídicos arbitrarios para sostener su dictadura e impidiendo que los cubanos vivan dignamente.
Por eso es sumamente necesario que los cubanos tomen conciencia de la pésima realidad a lo que nos han sometido, tengan en cuenta de que el régimen no padece de la escases y necesidades que sufre el pueblo, que evalúen bien cuál es el aporte que cada cubano debe brindar en esta lucha necesaria, la importancia que hay en no continuar permitiendo al régimen que dirija y administre a nuestro país y alcen su voz contra todos los desmanes cometidos por la dictadura castro-comunista.
Ahora en estos momentos y, como nunca antes, los cubanos debemos unir nuestras fuerzas para derrocar al régimen que nos oprime, que desconozcamos su sistema de gobierno, que rechacemos la constitución comunista de 1976, que digamos NO al Proyecto Constitución que quieren implantar para continuar en el poder y así mantener la opresión y represión contra todos los ciudadanos cubanos. Como dijo Federico Engels. “Estado no es más que un aparato de opresión de una clase contra la otra“…
Luchemos por el bienestar de nuestra Patria. Por una verdadera democracia y por el respeto a los Derechos Humanos de todos los cubanos y su descendencia. VOTA NO A LA CONSTITUCION CASTRO-COMUNISTA. Es arbitraria para todos los cubanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s