Grandes mentiras que creimos alguna vez

Estimados colegas:

En el año 1959, estas son algunas de las mentiras que decía Fidel Castro para defenderse de la acusación de “comunista” que algunos le imputaban:

“No soy comunista por tres razones y te lo digo para tu tranquilidad espiritual. Primero, porque el comunismo es la dictadura de una sola clase y yo he luchado toda mi vida contra las dictaduras, y no voy a caer en una dictadura del proletariado. La segunda razón, porque el comunismo significa odio y lucha de clases y yo estoy en contra completamente de esa filosofía, y la tercera porque el comunismo lucha contra Dios y la Iglesia.” (Entrevista del periodista Ignacio Rasco a Fidel Castro, en abril de 1959.)

También dijo públicamente en ese año 1959: “El pueblo de Cuba sabe que el Gobierno Revolucionario no es comunista.”

Pocos años después, confesaría: “Soy marxista leninista hasta el último día de mi vida.”

Me pregunto: si Fidel ya sabía en 1959 que el comunismo era la “dictadura de una sola clase” social sobre otra, y por lo tanto él no iba a “caer en una dictadura del proletariado”, entonces ¿Por qué poco después se define como marxista-leninista por toda su vida?

Si él sabía que el comunismo “significa odio y lucha de clases” y por lo tanto él estaba “en contra completamente de esa filosofía”, sin embargo cuando ya se siente afianzado en el poder adopta dicha “filosofía” para respaldar para siempre su dictadura. ¿Eso no es mentir como lo haría el más inescrupuloso jefe de una mafia?

Pero el tercer asunto muestra aún mejor la vil mentira del dictador: cuando niño fue educado en un colegio jesuita; al bajar de la Sierra Maestra tenía al cuello una cadena con la imagen de la Caridad del Cobre; declara enseguida que no sería comunista porque “el comunismo lucha contra Dios y la Iglesia”. ¿Cómo se come todo este absurdo? Pues sencillamente comprendiendo que este personaje no ha sido más que un mentiroso y cruel dictador, enamorado del poder personal por encima de todas las cosas en su vida, que con sus maldita astucia logró engañar no sólo a su propio pueblo, sino también a buena parte de la humanidad.

Abrazos,,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s