La agresión continúa

Queridos amigos y compatriotas.

El pasado día 26 de Agosto, yo realicé ésta publicacion… todo parece ser, que la misma molestó a algunos de los miembros del aparto represivo, que al parecer no perdió tiempo para diseñar un ajuste de cuenta contra mí.

Hace unos días atrás, yo fui una vez más a éste lugar dónde voy a pescar cada vez que puedo; y así garantizar algún pescado para mí alimentacion; y de paso, me entretengo un poco, ya que está lucha contra la dictadura más antigua que existe, con el aparato represivo más sofisticado que halla existido jamás, es muy estresante.

La verdad es que no pensé que fuera ser yo víctima de una agresión, tratándose de que éste lugar es el parque Morro- Cabaña, y ser un lugar dónde hay mucha actividad de turistas.

Bueno, cómo conclusion… un joven, salió de la nada y aprovechando que yo estaba distraído, se acercó a mí; a hurtadillas, y me pegó un golpe en mis costillas del lateral izquierdo, que el resultado fue, que me partió una de mis costillas flotantes. Yo presumo que halla sido con el puño… Porque con el golpe salió corriendo hacia los yervasales y, mientras lo hacía, me grito: hijo de puta, contrarevolucionario.

Bueno, al resibir el golpe quedé doblado, y cuando me volteó para ver, ya era poco visible. Cuando hice un esfuerzo para recuperarme, que tomo mi cámara digital para filmar al susodicho, no lo encontré. Pase varias horas, cómo si nada hubiera sucedido, tratando de verlo en algún momento, no lo conseguí.

Yo, estoy bajo serias amenazas por parte de miembros de la seguridad del Estado Castro-comunista. Hace un poco más de año, el oficial de la CI, quién se hace llamar Gastón, me dio una golpiza que terminó partiendome dos costillas bajo la clavícula derecha y el dedo meñique, mientras yo denunciaba un desalojo masivo en mí territorio.

Yo responsabilizo a la sección 21 de la contra inteligencia de la seguridad del Estado de todos estos hechos. Y de los que pueda suceder en lo adelante. Ya qué las amenazas han dejado de ser simples amenazas, y se han convertido en una realidad palpable. Con ésta última detención, cuando allanaron mi casa e intentaron robarme mi teléfono móvil, todo quedó en amplia desventaja para mí, ya que denuncié lo sucedido y la corrupción en la unidad de la Policía, donde me tuvieron por seis días desaparecido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s