Régimen asesino

Dejar morir a Orlando Zapata Tamayo en una prisión castro-comunista, es asesinato en primer grado, con ensañamiento y alevosía…

Orlando Zapata Tamayo (Santiago de Cuba, 15 de mayo de 1967 – La Habana, 23 de febrero de 2010)[1] fue un albañil y fontanero cubano vinculado a la disidencia política al régimen de su país.[2][3]

Alcanzó relevancia tras protagonizar una huelga de hambre de 86 días, mientras se encontraba encarcelado, que le llevó a la muerte. Amnistía Internacional le consideraba un preso de conciencia.[4]

Sin embargo, los medios oficiales del régimen cubano señalaron que Zapata tenía un largo historial de delincuencia común previo a su actividad política,[2][3] aunque medios de prensa internacional informan que en Cuba hay que vivir de la ilegalidad, lo que convierte a muchos en delincuentes.[5][6][7][8][9]

Según la madre de Zapata, éste habría llevado la huelga de hambre en protesta por sus condiciones de encarcelamiento,[10] lo que fue recogido por numerosos medios de comunicación extranjeros.[11]

Para el canciller cubano, la muerte de Zapata habría sido responsabilidad de los Estados Unidos.[12]

Si bien la prensa cubana informó que Zapata inició la misma para solicitar en su celda comodidades de las que no disponían otros reclusos, como un teléfono personal, un televisor y una cocina,[13] lo que a su vez también fue negado por la disidencia.[14]

Su muerte produjo gran repercusión mediática, entre otras razones, por ser el primer opositor fallecido en una cárcel cubana desde 1972, cuando murió Pedro Luis Boitel también en huelga de hambre.[15]

Los partidarios del gobierno cubano lo consideran un delincuente convertido en mártir,[16][17] mientras que los opositores lo han convertido en un símbolo para la disidencia cubana, adquiriendo gran relevancia.[18]
Biografía
Juventud

Orlando Zapata era el segundo hijo de una familia de cinco hermanos asentada en Banes, donde vivía con su madre, lavandera de profesión, y su padrastro. Buscando un futuro mejor, emigró a La Habana, donde entró en contacto con el ex prisionero político Enri Saumell Peña, con quien se inició en el activismo político.[19]

Fue miembro del Movimiento Alternativa Republicana, y del Consejo Nacional de Resistencia Civil.[20] Según declaró el gobierno cubano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s