La Agricultura en Cuba.

Por Alexis Pérez Lescailles
Periodista Independiente

La alimentación en Cuba, nunca fue un problema. Las razones son claras y la historia hablara de ello.
Transcurría el ya lejano año de 1492, cuando todo estaba bien replanteado y listo para salir en busca de una ruta cercana y segura para llegar a las Indias y a China. Las riquezas que abundaban en estos territorios eran necesarias para los países más occidentales de la época. El desarrollo de las naciones europeas era un tanto acelerado para entonces. Los Monarcas estaban dispuestos a invertir para engrosar sus arcas a cualquier costo.
Fue así, como de puertos españoles salieron tres embarcaciones dispuesta a realizar esta travesía. La Niña, la Pinta y la Santa María se izan a la mar. Con la bendición de los reyes de España el almirante Cristóbal Colon, se encuentra al frente de la expedición. Ni el mismo sabía lo que sucedería en el camino. Al pasar de los días encuentran tierras hermosas como nunca antes vistas. No demoraron mucho tiempo para descubrir que estaba ante un escenario de importancia trascendental. Las tierras halladas respondían a un nuevo orden. Todo lo que observaban era perteneciente a un nuevo mundo.
Las ambiciones y objetivos de los expedicionarios se enfocaron en estas nuevas tierras llenas de Islas y de grandes macizos continentales. La Isla de Cuba tuvo el privilegio de ser el escenario de grandes tomas de decisiones en el futuro inmediato. Los colonizadores no tardaron en descubrir que en Cuba no había el tipo de riquezas que ellos estaban buscando. Pero con el desarrollo que traían de sus lugares de orígenes, se dieron cuenta de que Cuba era una Isla hermosa, con una vegetación frondosa y caudalosos ríos y manantiales. Y ahí estaba. Un magnifico lugar para desarrollar una agricultura sostenible, lucrativa y una ganadería como no es posible desarrollar en otro sitio.
La noticia llega a los reyes y comienza si demora la colonización. Introducen colonos para la producción agrícola y especies de plantas para el consumo animal y humano. A ellos se sumaron los que estaban interesados en fomentar la ganadería.
Finalmente a la medida que iban ocupando todo el territorio nacional descubrieron la realidad que desde entonces no se ha podido esconder mas a la humanidad. Cuba no tiene oro, no tiene plata, no tiene otros yacimientos de piedras preciosas y minerales de gran valor. Pero cuenta con las tierras más fértiles y productivas que con las que podían contar. La agricultura pronto tomo forma. El Café, el Tabaco, el Cacao, la Caña de Azúcar, las Hortalizas y vegetales, las Raíces y Tubérculos, las plantas aromáticas y de condimentos, las aves de corral, los Cerdos, el Plátano, Los caballos, el ganado vacuno, entre otros subprogramas. Le abre las puertas a Cuba en el comercio internacional.
Desde entonces y rodeada por un vasto mar, Cuba se caracterizo por tener alimentos no solo para tener las despensas de los cubanos bien surtidas, sino, hasta para exportar alimentos aquellos países que carecen de suelo fértil para cultivar. Una de las principales riquezas se puede encontrar en los árboles frutales y los cítricos. También arboles de excelente calidad para la industria maderera. Ricos yacimientos con interés para la construcción, también es parte de su geografía. Que, aunque no sea comestible, si constituye grandes fuentes de ganancias en el mercado internacional.
Yo no sé qué paso. Pero después del´´ triunfo de la revolución cubana´´ es como si la naturaleza en Cuba, hubiera entrado en una fase de desertificación y sequia generalizada. Es difícil razonar cómo es posible que algo que está sucediendo en frente nuestro tenga lógica o sentido común.
Con el derrumbe del capo socialista, la economía y la agricultura cubana, también se derrumbo. Un periodo especial en tiempo de paz, que fue criminal y genocida, con un toque sublime de Apartheid fantasmal, lleno de pobreza los hogares de los cubanos. La rebelión y el caos, obligan al régimen hacer algo que en realidad no querían hacer. Fue entonces que se introducen en Cuba y bajo la dirección militar los Hidropónicos y Organoponicos. Con ellos se podían ciertamente resolver las necesidades de alimentos. Solo que hay que contar con las semillas de calidad certificada, la mano de obra bien remunerada, los sistemas de riegos, los fertilizantes, el control de sanidad vegetal y por supuesto, el sistema de acopio bien organizado y competente, capaz de trasladar los cultivos cosechados a la población necesitada de ellos.
En Cuba hoy la agricultura cuenta con diferentes programas. Entre ellos está el programa de la agricultura de montañas, los huertos de consumo familiar, el programa suburbano y el programa de la agricultura urbana. Estas últimas cuentan con veinte y ocho sub programas y todos son del tiempo de era colonial española. Muchos de ellos ya mencionados en este artículo. Además cuenta con las mismas tierras de antaño y con un grupo de empresas encargadas de hacer producir la tierra. Se puede contar con la empresa de cultivos varios, las cooperativas de créditos y servicios, las cooperativas de producción agropecuarias, las unidades básicas de producción cooperativas, las fincas del Ministerio del Interior, que además cuentan con todos los privilegios, las Fuerzas Armadas Revolucionarias con las brigadas del Ejercito Juvenil de Trabajo, que tienen todas las preferencias. Debido a que es el órgano administrador del régimen castro-comunista. Se cuenta además con las empresas de acopio, frutas selecta y a muchísimos portadores privados como una forma opcional.
Sin embargo en Cuba, paradójicamente, no existe una formula justa y lógica para resolver los problemas con los alimentos de la población cubana. La canasta básica, uno de los supuestos logros de la revolución fue reducida significativamente o, para ser más claro a su mínima expresión durante el periodo especial en los años noventas y hasta hoy no se ha restaurado a los niveles de exigencias del pueblo de Cuba. De los veinte y ocho subprogramas, ni uno solo han podido garantizar jamás.
Será que España no engaño y que Cuba no era esa tierra fértil que nos hicieron creer. O será que con la revolución entro en una fase de conteo regresivo hacia la desertificación y la sequia. O será que los regímenes dictatoriales y comunistas están maldecidos por los Dioses para que destruyan todo cuanto toquen con sus manos.
Yo, a la verdad no sé. No me preguntes porque no tengo respuesta para ello. Lo único que se, es que en Cuba, no existe una fórmula para garantizar los alimentos que necesitan el pueblo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s