Desalojos, crímenes contra nuestro pueblo. 2da parte. El caso TDK. La historia verdadera.

Por Alexis Pérez Lescailles
Periodista Independiente

Querido hermano, mucho deseo hay en mi corazón de darte a conocer todo lo sucedido con el caso de TDK. Conozco bien de tu exigencia y el celo que tienes al conocer de una noticia ajustada a la verdad. Soy consciente de que en este oficio, que es el periodismo, hay que ser muy claro con lo que se reporta y como se hace. Pues bien, te diré que todo lo que te cuente se ajustara ciento por ciento a la verdad.
Durante el segundo semestre de 2015, recibo una llamada de mi colega Agustín Valentín López Canino, quien además es mi vecino en el consejo popular de Calabazar de la Habana, del municipio de Boyeros, en la capital de Cuba y con quien llevo algunos años cerrando fila por su nivel de activismo. Ya que el mismo se puede encontrar en cualquier tipo de activismo.
Muy sorprendido me quede cuando me entero que el aparato represivo del régimen castro-comunista, pretendía desalojar a las familias del lugar. Me pidió que me adelantara y observara cual era la situación en el lugar, ya que él se encontraba fuera del territorio y que después se me uniría. En aquella época me encontraba militando en la célula de la Unión Patriótica de Cuba, UNPACU, Félix Varela de Calabazar, fundada en Julio del presente año por un grupo de activista residentes en la barriada. Éramos muy unidos y resueltos para enfrentar las violaciones de los derechos humanos.
No pase mucho trabajo para encontrar apoyo de un grupo de activista y personarnos en el lugar. Todo fue muy simpático, la verdad es que cuando las autoridades nos vieron en lugar, literalmente, se perdieron. Era obvio que no querían tener enfrentamiento con nosotros delante de aquellas familias que estaban decididas a no abandonar el lugar. Finalmente llega Agustín con refuerzos y eso fue todo, nuestra victoria sobre las fuerza oscuras de la dictadura de los castro, era un hecho. Con respecto al caso, tomamos todas las providencias necesarias contra represalias posteriores. Sabiendo que el régimen de los castros, se dedican a ello.
Pasa el tiempo y el número poblacional en TDK aumenta. Las familias se asientan mas como comunidad, con la anuencia de todos los factores. Nuevos niños vienen al mundo, mas familias se incorporan a la comunidad de nueva creación y las casas van alcanzando un mayor grado de habitabilidad. Se puede observar la integración de los vecinos a todo aquello que ha sido constituido por la ley y la normas ciudadanas. El servicio eléctrico, acueducto y demás, indispensables para la comunidad.
TDK, es una de las incontables edificaciones abandonadas y en ruinas por el incompetente régimen castro-comunista. Estos lugares son los que han estado siendo usados para resolver la cada vez más creciente problemática existente en Cuba con relación a la vivienda. Porque para los amiguitos de régimen, se construyen ciudades enteras de hormigón armado, desde el movimiento de tierra, hasta la terminación de cubierta. Para los dirigentes, las mancionsiones en los territorios especiales de playas y repartos residenciales. Para el extranjero, todo lo bueno del país sin ningún tipo de restricción. Y para el pueblo de Cuba, aun los lugares viejos y abandonados, son un problema de índole político debido al doble rasero de la política y las leyes.
Recientemente, el 22 de Marzo de este año 2017, recibo la llamada de uno de las personas del lugar. El mismo que llamo hace casi dos años atrás, Lazarito, quien ha sufrido los abusos del régimen como nadie en el lugar. Pidiéndome desesperadamente apoyo por que se encontraban en el lugar todo un grupo multidisciplinario y una fuerza policial, que verdaderamente asustaba. Después de realizar algunos enlaces previos, me aliste para la batalla y me persone en el lugar. Al llegar pude cerciorarme que todo era así. Me quede sorprendido al ver ´´la fuerza de las fuerzas ‘en acción. El escenario daba escalofríos. Hasta para mí, ya acostumbrado a la desobediencia civil y a padecer por ello, me obligo a actuar con mucha cautela. Con temor, pero con mucha firmeza, anuncie mi llegada imponiendo mi presencia. Solo fue la sonrisa esperanzada de los que temían ser desalojados al verme en el lugar y junto a ellos, lo que me dio las fuerzas para inmolarme ante aquel escenario.
Una de las cosas que observe fue que la policía presente en el lugar no era la mi municipio, sino, la del municipio arroyo naranjo. O sea, de de la unidad del capri. En esta unidad ya nos han mostrado respeto desde algún tiempo atrás. Conocen de nuestro activismo, del poder de convocatoria nuestra y de nuestro valor a la hora de reclamar nuestros derechos. De hecho, esta ha sido la primera unidad que se ha negado a recibirnos cuando por parte de la seguridad del estado, nos llevan al lugar. Se han negado rotundamente a que la contrainteligencia nos deje detenidos en dicha unidad. Teniendo en cuenta que nosotros estamos fuera de su jurisdicción y competencia. Pude observar también, que no querían tener un enfrentamiento conmigo y que estaban haciendo un gran esfuerzo para que lo que estaba sucediendo no se saliera de lugar.
Finalmente deciden irse poco a poco, dejando de tras la convocatoria de una reunión para el día siguiente, donde se daría a conocer el camino que cogerían las cosas. Las autoridades pretendían realizar una reunión en un local que se encuentra frente a TDK. Los vecinos percibieron amaña miento en el hecho, por lo que se convoco una reunión de vecinos para juntos tomar una decisión. Los vecinos alegres de verme en el lugar me invitaron para que formara parte en la reunión, a lo que no me negué. Ese mismo día veinte y dos, en el horario de la tarde noche y aprovechando un mayor número de participantes, cerraron fila poniéndose de acuerdo como se debían hacer las cosas al día siguiente frente a los órganos estatales.
Me despedí del lugar después de ver como cohesionaran las fuerzas, para el gran momento. Hice compromiso con todos de que los derechos humanos iban a estar con ellos y también un trabajo periodístico bien exhaustivo. Al día siguiente me presente en el lugar decidido a dar lo mejor de mi trabajo periodístico y en defensa de los derechos humanos. Tenía todo tipo de enlaces realizados, ya que, me iba a encontrar solo en el lugar. Nuevamente vi esperanza en aquellas personas. Por lo que me quede a cierta distancia. La suficiente como para ser vistos por todos, pero no ser alguien desafiante, ya que no se trataba de un acto político, sino, de un trámite necesario para todas aquellas personas bajo la amenaza de desalojo.
En el lugar pude observar una nota discordante. La presencia del oficial de la CI, llamado Gastón, quien es jefe en el municipio de boyeros. Nada tenía que hacer en el lugar por tratarse de otro municipio. Por lo que entendí que su presencia era por mi presencia en el lugar. Todo iba aparentemente muy bien hasta que su arrogancia y prepotencia comenzó a crear un ambiente nada favorable para las partes en conflictos. Delante de una multitud asustada y molesta manda a detener a Lazarito por ser el hombre que convoca la intervención de los derechos humanos y la prensa libre. Tal es así, que pude observar con claridad la molestia que esto ocasionaba en los miembros de la policía nacional revolucionaria presente en el lugar y demás factores, que lo menos que querían era un enfrentamiento con tantas personas reunidas en el lugar. Tanta molestia entre los perjudicados que le gritaban cosas al tal Gastón, provoca que se alejara del lugar en su carro con Lazarito detenido y se parquea a una distancia muy próxima al lugar en que yo me encontraba.
Sus intenciones eran más claras que el agua, pretendía interrumpir mi trabajo periodístico con una detención arbitraria. De hecho mando a un oficial de la policía a detenerme, a lo que este se negó. Después mando a un suboficial, un muchacho joven, pero consciente de lo que debía hacer y también se negó. Ya la multitud confusa y temerosa se niega a entrar en el lugar de reunión, por lo que la sentencia de los factores se hiso manifiesta. Una sentencia de abandonar el lugar en setenta y dos horas, era todo lo que podían soportar aquellas familias. Tremendo revuelo se forma cuando a gritos decían que eso no era lo que enseñaba la revolución. Entre las muchas palabras y los gritos de los más enérgicos, los desalojados comienzan a cantar el Himno Nacional y yo automáticamente comencé a firmar lo que estaba sucediendo.
Desde que saque mi cámara el oficial Gastón, a hurtadillas se acercaba a mí sigilosamente como el que no quería las cosas para sorprenderme. Como en efecto. Yo comienzo a notificar por teléfono lo que estaba sucediendo a mis enlaces fuera del lugar, porque era inminente mi detención. Gastón, continúa acercándose y con un salto se abalanzo sobre mí para arrebatarme el móvil. Yo le pedí que no hiciera eso, que la situación no era la más apropiada y el, me proyecto con una técnica de Judo al suelo y luego en el piso, me pisaba con su rodilla izquierda, mi pecho derecho intentando quitar de mi mano mi móvil. El uso de técnica de artes marciales sobre mi persona, fue un desencadenante. Las personas indignadas por aquel abuzo, le fueron para encima al oficial abusivo y no le quedo más que salir huyendo del lugar dejándome atrás. Sangrando, adolorido y tratando de recuperarme, continúe firmando lo que sucedía. Ya era imposible, entre la detención de Lazarito y la golpiza a mi persona, que no estallara la molestia ciudadana y comenzó una manifestación que nadie pudo contener.
Como resultado, una manifestación masiva se dio lugar. Mujeres con niños en sus brazos, marchaban juntos a las demás familia. Una vez más la vergüenza de la realidad en la Cuba castro-comunista, se pone de manifiesto. El régimen engañoso de los castros, quien se ha dedicado a predicar igualdad y justicia social, queda al descubierto. Después que el oficial Gastón, de la inteligencia cubana provocara tal bochorno, no le quedo más que usar a la policía para reprimir la manifestación pacífica. Después de esto, muchos factores intervinieron. La noticia ya estaba en las redes sociales y se hablaba en todo el territorio nacional. Altos funcionarios se vieron obligados asistir al lugar tratando de remediar el asunto. Mi colega Agustín fue detenido un poco después cuando la manifestación llego al reparto de Calabazar. En ese momento la prensa internacional me llamo para saber qué es lo que estaba sucediendo.
Finalmente después de una fuerte represión y algunas detenciones, intervienen los factores y en reunión realizada en un local frente a mi domicilio, los manifestantes son exhortados a que regresen a sus hogares y esperen por las debidas respuestas. También que realizaran formalmente denuncias contra aquellos policías que golpearon durante la manifestación.
Mi móvil fue mandado a bloquear por la CI, desde ese día. Era claro que no querían que yo reportara el incidente que ellos mismos habían provocado. Desde ese entonces comienza un estado de persecución y vigilancia contra mí. Dos días después, burlando un poco, a mi entender al sistema, fui al hospital nacional a realizarme una radiografía. El resultado era más de lo que esperaba. Tenía la primera y la segunda costilla de bajo de mi clavícula derecha partida. El médico de guardia en él la sala de cirugía, con referencia profesional 106497, no solo negó el reconocer mi estado para no expedir un certificado de lecciones, sino, que diciéndome que eso no era nada, me receto dipirona.
En el lugar había presencia de un Teniente Coronel del Ministerio del Interior que no me perdía ni pies, ni pisada y un escenario bastante funesto de personas que se desplazaban de tras mío para donde quiera que me movía. Desde que voy a radiografía a que regreso, me encuentro que el médico de guardia estuvo ausente durante dos largas horas. Nadie sabía dónde estaba, mientras los pacientes esperaban por él. Cuando en forma de estrategia, hice el que se había ido, regrese rápidamente y lo encontré muy en privado conversando con el oficial. Al salir del Hospital, alguien mientras corría por mi lado intento arrebatarme la placa de la mano y al fallar en su intento, continuo corriendo a toda velocidad.
Mi servicio de telefonía móvil, pese a gestiones realizadas en las empresas de ETECSA y CABACEL, hasta el momento, veinte días después, continúa bloqueado. No entran ni salen llamadas. No puedo acceder a consultar mi saldo y por consiguiente el uso y disfrute de mi bono me ha sido privado. Por lo que en este mes pasado, una gran suma de dinero pasó a manos de la empresa sin mi consentimiento. Por lo que me han causado daños y perjuicios. También sucedió el mes antes pasado, cuando de repente mi teléfono se bloqueo y perdí el bono que contenía algo más de treinta cuc. En este mes, algo menos de treinta. Y lo más interesante, es que no se me ha notificado ninguna razón coherente. Puse una queja en la o.c la copa en el reparto Miramar. Recibí respuesta a mi queja puesta en ETECSA pero no he sido notificado de la problemática con el bloqueo de mi servicio móvil. No he recibido respuesta de Cubacel. Empresa supuestamente responsable de mi problema.
Hasta el momento no se me ha notificado la razón del bloqueo del servicio. Cuando estuve en el lugar, fui atendido por la jefe en turno y me contesto que no tenía conocimiento previo de lo que estaba sucediendo con mí caso. Que le diera un tiempo para investigar lo que sucedía y notificármelo. Cuando la emplacé a tenor de lo establecido por el contrato entre las partes, empresa y usuario, me respondió que no había causa legal para que mi servicio de telefonía móvil estuviera bloqueado. Por lo que ella misma me lo notificaría una vez realizada la investigación.
Por lo que asumo que estas empresas violan el contrato deliberadamente, y roban así el dinero en saldo de los usuarios, creando así daños y perjuicio, constituyéndose así, en empresas que roban al servicio de la contra inteligencia del régimen castro-comunista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s