Bienvenidos

 

Por Alexis Pérez Lescailles
Periodista Independiente

 

Bienvenido es un nombre propio masculino de origen latino en su variante en español. Su significado etimológico es igual a la palabra homónima, ser “bienvenido”, bien recibido.
Esta palabra es una de las más usadas internacionalmente para definir un buen recibimiento. Ya sea en una casa, una nueva sociedad, un trabajo, lugares de esparcimientos o recreativos y también, es muy común verle en los aeropuertos. La verdad es que no importa el lugar en la que se encuentre. Ella manifiesta el sentido popular de que donde tú llegues todas las condiciones están medianamente creadas para que te sientas como en casa, con una buena acogida. Ella inspira confianza, seguridad e invita al disfrute de una buena atención y un buen servicio.
Pero como toda regla tiene sus excepciones, esa la podemos encontrar en el único lugar en el mundo que su significado es el contrario. Si eres cubano y resides en los Estados Unidos, o, eres extranjero y preferentemente vinculado con Cuba y los cubanos. Si te toca venir desde los Estados Unidos. Y la vida traidora te juega la mala pasada, y por alguna razón debes viajar a Cuba, te vas a encontrar este particular contradictorio en la Terminal No. 2, en el aeropuerto José Martí.

Ya la desgracia consumada y llegado al lugar, no te sorprendas para nada encontrarte con incidentes tan particulares con el uso de la bienvenida que se brinda en este lugar. Descubrirás toda un mafia bien organizada y protegida incluso hasta por las más altas esferas del gobierno revolucionario de los castros. No importa el uniforme que lleve el funcionario, si dice Aduana General de la República, o, Ministerio del Interior, o, cadeca, o, simplemente no dice nada. Todos son un equipo. Bien organizados, disciplinados y con un solo objetivo. Hacer de tu paso un verdadero fastidio.
Por el contrario, esto no pasa en otras terminales. Solo sucede aquí. Un equipo sediento de atormentar a los viajeros hasta el agotamiento. Desesperados por sacarte hasta el último peso de tus bolsillos. De comisarte algo, no importa lo que sea, cualquier cosa viene bien. Te encontraras que no hay carritos para cargar el equipaje. Pero muchos te están observando para inventarte uno y llevarte las maletas por alguna propina hasta el auto que te este esperando, o, que rentes uno en el lugar. Esa, es otra historia triste, imagínatela. Te encontraras como regalía un aire acondicionado con un servicio muy deficiente y con las puertas funcionando manualmente. También hallaras un servicio ´´extraoficial´´ que con unos cuantos pesitos, te libras momentáneamente de toda la odisea de la cola a la hora de revisar los equipajes. Imagínate, la seguridad de la nación tiene prioridad. También el cambio de Dólares por el CUC cubano, debido a que la moneda internacional no puede circular en todo el territorio nacional.
Nada. Que yo te doy la bienvenida con todo el corazón si tú, me prometes no venir a Cuba por la terminal No 2, del aeropuerto internacional José Martí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s