´´ Cacerías de brujas´´

Alexis Pérez Lescailles
Periodista Independiente
En el reparto de Calabazar, en el municipio Boyeros, la habana, Cuba, vive el activista de los derechos humanos Luis Leo dan. El mismo ha estado sufriendo los embates del huracán castro-comunista, como nunca antes. Este joven, se encuentra casado con una activista cerca del lugar por lo que solo va a su casa a dar una vuelta, como decimos al buen cubano.
Sus padres, ya de avanzada edad y padeciendo de algunas de las enfermedades típicas del desgaste de los años vividos, apenas pueden realizar las tareas más elementales. Por lo que su buen hijo pasa un tiempo considerable con ellos para ayudarles en las tareas del hogar.
Una de ellas, es la fabricación de un lavadero, usando el techo de fibrocemento del portal. Al ser de cubierta ligera, no es necesario tramitar ningún permiso en los organismos estatales a cargo del control de la vivienda, además del conocimiento del hecho, por todos los vecinos y miembros de la comunidad.
Su anciano padre acaba de salir de acta de un hospital después de estar un mes ingresado por sus padecimientos. Por otra parte su madre, también con sus problemas, solo necesita de este lavadero para mejorar esta actividad tan frecuente en la casa.
Ya, en otras ocasiones fue visitado por inspectoras de planificación física para ver qué tipo de construcciones se estaban realizando, y hasta el momento, todo estaba dentro de lo aceptable, hasta que aparece esta señora, la inspectora Naila Pérez, que con sus amenazas, exigencias y sin tener en cuenta las visitas anteriores, ha ordenado la demolición inmediata y una multa de seiscientos pesos.
Esta señora, inspectora de planificación física, al no encontrar una presa fácil, en el seno de esta familia, para obtener los pesos que tal vez ella pensó sacar de provecho por las caminatas a la que le obliga el oficio, ha arremetido contra ellos sin piedad ni misericordia. Hay muchas Nailas Pérez en la habana, cuídense de ellas. Porque para nadie es secreto que la corrupción es el pan de cada día de casi todos los inspectores estatales. Pero pueden estar seguros de que la inspectora ha venido a bailar en casa del trompo. Por eso denunciamos enérgicamente a todos los inspectores corruptos, vengan de donde vengan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s