Un curso como para romperse la cabeza

Por Alexis Pérez Lescailles
Periodista Independiente

Calabazar de la Habana, Cuba. Cuando ya el pueblo de Cuba se encuentra a las puertas de un nuevo curso escolar, crece aceleradamente la incertidumbre en el seno de cada familia en la Isla. Este es un momento que lejos de ser de bendición, causa grandes dolores de cabezas dicho “ al buen cubano´´.sera porque esto constituye un verdadero desafío para todos los padres. Desde mediado del mes de agosto ya todas las familias en el país comienzan literalmente halarse los pelos. Debido a que es casi imposible realizar los  preparativos para el comienzo del nuevo curso escolar 2016, 2017. Obtener los uniformes escolares parece como una lucha contra los fantasmas. Que aparecen y desaparecen sin poderlos ver, pero descubres que están ay, haciéndote la vida más difícil de vivir. Otros útiles como la mochila, lápices, zapatos y medias, son artículos que ninguna familia cubana se encuentra preparada ni psicológica, ni monetariamente para su adquisición. Tristemente la realidad cubana es esta. Los productos cada vez más encarecidos se convierten en algo muy difícil de comprar.

No sé si por casualidad, o, por uno de esos caprichos de la vida, esto dos señores honorables se encuentran en el parque. El primero se llama Julián, vecino del lugar, de más de sesenta años de edad que recuerda con agrado a su maestro Geraldo Gonzales Sarmiento, el señor que le acompaña. Este maestro jubilado, mas no retirado comenta de la importancia de la educación. Dice que los seres humanos cuentan con un potencial que se desborda y hay que canalizar esa energía para que no se desborde hacia el camino equivocado. Hace una comparación con un árbol, que según la comprensión humana no razona ni piensa y sin embargo solo se dedica en la vida a crecer y ganar. Crece  constantemente fortaleciendo su sistema radicular, su sistema foliar y ganando altura hasta los niveles más altos cerca del sol, para lograr una buena fotosíntesis y un follaje cada vez más verde y vigoroso.

Este maestro graduado también en el seminario teológico de Matanzas, cree que el hombre nace con la necesidad de crecer y ganar. Y que pese a todas las limitantes materiales existentes en el país, los padres deben por el bien de sus hijos ayudarlos a crecer académicamente y facilitarles el desarrollo mediante el deporte. Para que puedan liberar las energías que les sobran y puedan vivir moderadamente.

Los hombres crecen, físicamente crecen, de una manera visible crecen. Crecen cuando aprenden algo. Crecen cuando entran a poseer algo y crecen cuando hacen algún bien…
´´JOSE MARTI´´

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s